Skip to content

A sus 16 añitos, Sir Thomas se alistó como ayudante de tripulación en cabina y viajó de Glasgow a los EE. UU. en donde trabajo realizando varios oficios antes de decidir volver a Escocia para ayudar a sus padres trabajando en su tienda de comestibles. 

La primera tienda Lipton

EL NACIMIENTO DEL TÉ LIPTON®

Sir Thomas empezó a gestionar el negocio de las tiendas de alimentación con una excelente habilidad y esa primera tienda pronto se convirtió en toda una cadena de tiendas en Glasgow. Uno de los productos que vendía sus clientes era el té y no tardó mucho tiempo en darse cuenta del gigantesco potencial de esta refrescante bebida, por lo que compro su primera plantación de té en Ceylon (lo que actualmente conocemos como Sri Lanka). Posteriormente reorganizó dicha plantación e implementó un sistema innovador de carros por cable para aumentar la eficiencia del transporte de las hojas. 

Sir Thomas Lipton

GENIO DEL MARKETING

Caracterizado por ser todo un pionero en casi todo, Sir Thomas desarrolló la estrategia de la autopromoción a niveles sin precedentes, utilizando trucos publicitarios siempre que podía. Cuando se abrió la primera tienda de alimentación Lipton® en Glasgow en 1871, lo celebró importando el queso más grande del mundo y emitiendo «Billetes de moneda Lipton». Él sabía cómo entretener a las masas y sus estrategias funcionaban, ya que rápidamente creó a toda una nación de seguidores de Lipton. 

LLEVAMOS EL TÉ A TODO EL MUNDO

LLEVAMOS EL TÉ A TODO EL MUNDO

Lo que diferenció a Sir Thomas fue que, en una época en la que el té era un artículo escaso y costoso, él quería que todas las personas, independientemente de su clase, pudiesen disfrutar del té al máximo.

Fundó la empresa de envasado de té Thomas J Lipton Co.® en Hoboken, New Jersey (EE. UU.) y empezó a buscar formas de abaratar los costes del envasado y transporte. En vez de enviarlo en contenedores, se empezó empaquetar el té suelto en diferentes opciones por peso. Asimismo, eliminó a los intermediarios y fue el primero en vender té suelto directamente al público final. Gracias a todo ello, al final, no hacía falta ser un aristócrata para poder disfrutar de una buena taza de té. 

LA REVOLUCIÓN DE LAS BOLSITAS DE TÉ

Poco después, el comerciante estadounidense Thomas Sullivan descubrió accidentalmente las bolsitas de té, ya que enviaba muestras a sus clientes en bolsas de seda por lo que la gente pensó que simplemente tenían que ponerlas así directamente en agua. Thomas Lipton tuvo una visión de futuro y fue el primero que empezó a vender bolsitas de té. También fue el primero en imprimir instrucciones sobre cómo preparar el té en las bolsitas.

NUESTRO TÉ, CARACTERIZADO POR LA INNOVACIÓN

Actualmente contamos con una de las gamas de té más variadas. Contamos con diferentes opciones, desde tés fríos afrutados, hasta matcha aromático, en definitiva, un tipo de té para cada ocasión. ¿Qué tal si te atreves a probar algo nuevo? Tu nuevo sabor preferido podría estar detrás de un par de sorbos.