Skip to content

A día de hoy, disfrutar de un té frío en un día caluroso nos resulta a todos cuanto menos una bebida de lo más lógica. Sin embargo, si bien millones de personas en todo el mundo han disfrutado del té caliente durante siglos, la historia del té frío es un tema relativamente reciente. Así que nos gustaría contarte cómo el té frío se convirtió en una bebida tan extendida y popular, de hecho, en los Estados Unidos existe el Día Nacional del Té Frío (que cae el 10 de junio, por si quieres celebrarlo).

La primera tienda de alimentación de Lipton en Glasgow en 1871

Los orígenes de Lipton® Iced Tea surgen con el mismísimo Sir Thomas Lipton. Después de abrir sus primeras tiendas de alimentación en Glasgow en 1871, en donde ya vendía té a sus clientes, él vio el potencial de esta deliciosa bebida aromática y compró una serie de campos de té en Ceylon (lo que actualmente conocemos como Sri Lanka).
Aquellos serían los inicios de una revolución en donde él pasaría a democratizar el té. Sir Thomas consideraba que todos debían ser capaces de disfrutar del té y no solo las familias adineradas, por lo que se empeñó en buscar formas más baratas de empaquetar y transportar el té con el fin de que estuviese más disponible para las personas de a pie. El té Lipton® se convirtió en un éxito instantáneo y se extendió por todo el mundo. Actualmente millones de personas disfrutan de sus deliciosas bebidas todos los días. 

 

CÓMO LA BEBIDA FRÍA DEJÓ A TODOS HELADOS

Sin embargo, el té frío apareció por primera vez en un medio impreso en 1879, en un libro de cocina llamado 'Housekeeping in Old Virginia' (Las amas de casa y sus labores en la antigua Virginia). En el libro, la autora recomienda dejar el té verde durante un día entero en remojo y luego «...llenar las copas con hielo, añadir dos cucharadas de azúcar granulado en cada copa y luego verter el té que se ha dejado en reposo en las copas junto con el hielo y azúcar».

De todas formas, la gran revolución del té frío ocurrió 25 años después en la Exposición Universal de San Luis (Missouri, EE. UU) de 1904. Las cálidas temperaturas de dichas fechas invitaron al propietario de la plantación Richard Blechynden a añadir hielo a sus muestras gratuitas de té. El refrescante y delicioso resultado se convirtió en toda una tendencia de forma instantánea. Estas muestras gratuitas promocionales se convirtieron en la mejor publicidad posible para el té frío.

El té helado Liptón y el sol

LIPTON® SE UNE A LA FIESTA DEL TÉ FRÍO

Lanzamos nuestra primera solución en polvo de té frío en los Estados Unidos en 1964 y posteriormente hicimos lo mismo en Europa en 1978, desde entonces, nuestra marca de té frío Iced Tea ha continuado creciendo cada vez más. De hecho, el Lipton® Iced Tea en botella, que lanzamos en 1991, ya se puede disfrutar en más de 100 países de todo el mundo.

UN TÉ HELADO PARA CADA OCASIÓN

A día de hoy, nuestro Lipton Iced Tea es una bebida muy famosa y extendida en todas partes del mundo, de la que ofrecemos una gran variedad de deliciosos sabores. Desde los más clásicos hasta los más modernos combinados con matcha, lima y yuzu, tenemos una variedad para cada ocasión. ¿A qué esperas para unirte a millones de personas en todo el mundo que ya están disfrutando y comienzas a saborear más tu día con un delicioso Lipton® Iced Tea bien frío?