Skip to content

¿Eres amante del té que desea convertirse en experto en tés? Pues Lipton quiere ayudarte a profundizar tus conocimientos para adentrarte en el maravilloso mundo del té. Si eres de los que prefiere un té negro más complejo y fino, entonces la fórmula de té ortodoxo es tu mejor opción. Si ya llevas mucho tiempo bebiendo té verde, el Sencha es una opción ideal para que continúes explorando sabores afines. 

Te presentamos el té ortodoxo 

Te presentamos al primo más artesanal de nuestro té negro. Los tés ortodoxos son la versión tradicional de nuestra mezcla cotidiana y son el resultado de un proceso en el que mimamos un poquito más las hojas normales de té. Hasta la creación de las máquinas CTC (esos artilugios inteligentes que ayudan a producir a gran escala la mayoría de tipos de té) todas las hojas de té eran ortodoxas. Así, básicamente las hojas de té ortodoxo proporcionan un sabor más auténtico y clásico y, en general, ese tipo de sabor que seguramente hayan disfrutado tus tatarabuelos. ¿Entonces qué es lo que hace que los tés ortodoxos sean tan especiales? Pues básicamente se trata de la forma en la que se procesan. Mediante un método de enrollado más suave, estas hojas de té más grandes adquieren un sabor delicado de increíble intensidad. 

Introduciendo té sencha 

Cuando empieces a explorar el panorama de los tés verdes, querrás saber que China ha sido durante siglos la gran enamorada del té verde y que Japón lo es más bien del Sencha. Esta variante del clásico té color esmeralda que todos conocemos y que tanto nos encanta es la variante de té verde más consumida en Japón en la actualidad y, además, representa un 80 % del té verde que se procesa en todo Japón. El té verde tipo Sencha y el normal en realidad provienen de las mismas hojas de la misma planta, pero difieren en la forma en la que se procesan. Las hojas normales de té verde se fríen en un sartén pero el Sencha, vamos, el Sencha se procesa de una manera mucho más cuidadosa. Después de recolectar las hojas, estas se secan y enrollan a mano con mucho cuidado, lo cual de entrada ya le da a las hojas un carácter mucho más complejo. Aunque no sea muy distinto a su primo verde, los sabores herbosos, intensos, delicados y umami, son mucho más reservados y refinados. 

Té Sencha

IDEAS PARA LA HORA DEL TÉ: TÉ SENCHA

Al igual que el té verde normal, creemos que una taza de Sencha es perfecta cuando tengas que hacer una pausa en medio de tanto ajetreo durante unos instantes y poder re-energizar y reavivar tus sentidos.

Y si estás buscando algo para picar mientras saboreas cada sorbo de tu té verde Sencha, una de las mejores combinaciones es con uno de los platos más japoneses por antonomasia, el sushi. Sin embargo, si el pescado crudo no es lo tuyo, también creemos que el Sencha va genial a modo de purificador rápido después de una comida demasiado copiosa o de una cena más abundante de lo normal. 

 

CÓMO APROVECHAR LO MEJOR DE TU TÉ: TÉ SENCHA

La verdad no es muy difícil conseguir que las hojas de té Sencha lleguen a revelar todo su sabor. Te recomendamos que las dejes reposar durante aproximadamente un minuto antes de empezar a beberlo. Si prefieres que tu té tenga un sabor más intenso, déjalo estar durante dos minutos.