Skip to content

Desde 1880 la naturaleza es nuestra fábrica de té. Cada taza de té de Lipton se nutre de la lluvia, el viento y la luz de sol, para darte nuestro sabor y aroma delicioso. Además, creemos que cada taza de té no solo debe iluminar tu día sino también el futuro de todos nuestros productores de té y sus familias, al igual que el del planeta, por supuesto.