Skip to content

Si hay una nación que ama una buena taza de té, es Gran Bretaña. Son famosos por el té tanto como lo son por el cricket y la Familia Real. Y desde su taza de té de la mañana hasta su té de la tarde, los británicos tienen una larga historia de excusas para tomar un té. 

Hora Del Té 

En el siglo XVII, Gran Bretaña era una nación famosa por tomar café. Eso fue hasta que el rey Carlos II se casara con Catherine de Braganza, una princesa portuguesa que decididamente adoraba su té. 

Catherine introdujo el té como una bebida en el desayuno y, rápidamente, éste se puso de moda entre los miembros de la corte y pronto se esparció hacia las clases alrededor del país. 

Por los próximos cien años, el té siguió siendo un privilegio exclusivo de las clases altas hasta que nuestro Sir Thomas Lipton llegó y lo hizo accesible para todos. Así, rápidamente, el té se volvió la bebida favorita de la nación. El resto, como se dice, es historia. 

Té De La Tarde  

La idea del té de la tarde comenzó con la Duquesa de Bedford en el año 1840. En esos días, era usual que las clases altas británicas tuvieran solo dos comidas por día: el desayuno por la mañana y la cena por la noche, alrededor de las 8 pm. Como tenía hambre a la última hora de la tarde, la duquesa descubrió que una comida ligera de tortas, sándwiches y una taza de té llenarían esa brecha perfectamente. 

Comenzó a invitar a sus amigos para que se unieran y su idea se fue popularizando. Antes de lo esperado, toda la sociedad moderna tomaba té y comía bocadillos a la mitad de la tarde.   

 

Preparación Del Té De La Tarde 

About tea

 

Estos son los elementos clásicos de un té tradicional de la tarde:

  • Sándwiches pequeños con relleno como pepino y salmón ahumado o huevos y berro.
  • Scones untados con crema grumosa y mermelada. Esto se sirve mejor en caliente.
  • Pastelitos: pero deben ser pequeños y delicados, ya que el té de la tarde se supone que es una comida ligera.

 

Té De Mesa 

El té de mesa es el equivalente de la clase trabajadora al té de la tarde. Mientras las clases más altas disfrutaban de una merienda ligera entre las 3 y las 4 en punto, la clase trabajadora del país necesitaba algo un poco más sustancioso que acompañara un día duro de mano de obra. A menudo, esta era una comida que se tomaba de pie o sentado en banquetas altas, por eso el témino “té de mesa”.

También por eso el té de mesa es más una comida principal y la comida que lo acompaña es, por lo general, caliente. Las tartas, las carnes y los quesos son platos clásicos del té de mesa. 

Debido a la comida caliente y reconfortante que se sirve, necesitas un té similar para acompañarla. Lipton® Daring English Breakfast Tea, con leche y endulzante opcional es el compañero ideal.  

Entonces, ya sea que quieras unirte a la Duquesa de Bedford con un lugar en el té de la tarde o prefieras un té de mesa para terminar tu jornada laboral, tenemos una gran variedad de deliciosos tés para cada ocasión. Disfruta.