Skip to content

¿Es hora de volver a despertar tus papilas gustativas? ¿Estás curioso por expandir tus horizontes? Estamos muy entusiasmados con el té Pu-erh y el té Oolong, dos tipos de té que se encuentran entre el té verde y el té negro. Acá te contamos por qué nos han cautivado.

Descubrimos el té Pu-erh

¿Escuchaste alguna vez sobre algún té que tuviera las mismas características que un vino o un whiskey? Conoce Pu-erh, el té que se vuelve aún mejor con los años. Originarios del sudoeste de China, estos tés oscuros, que reciben el nombre por el mercado local de Pu-erh, están tan alejados de las preparaciones que disfrutás habitualmente como podés imaginarte.

Las hojas se comprimen en tortas con forma de frisbee o bloques rectangulares planos y se dejan madurar durante varios meses (¡a veces incluso años!) Pu-erh es lo que se obtiene cuando se crea un té que usa el tiempo y la paciencia como sus ingredientes principales.

Debido a una fermentación continua, el té Pu-erh sigue cambiando con el transcurso del tiempo. Es casi como si estuviera vivo, con sus sabores en constante evolución a medida que pasan los años. Debido a que pueden madurar por décadas, se suele considerar a los discos de Pu-erh una herencia de familia que pasa de generación en generación.

Hora del té: Té Pu-erh

HORA DEL TÉ: TÉ PU-ERH

El Pu-erh es súper diferente del té que consumís habitualmente. Es apasionante, es exótico, es algo alternativo; por eso creemos que es exactamente el tipo de té interesante y vibrante que vale la pena exhibir cuando recibís a tus amigos. Después de todo, el té genera conversaciones y conexiones, y qué mejor manera de iniciar una conversación que compartiendo un té que te permitirá expandir algunos horizontes. 

Según el tiempo de maduración, el té Pu-erh puede encontrarse en una gran variedad de sabores que abarcan desde un té negro maduro y terroso hasta algo más similar a un té verde tradicional (aunque presenta notas intensas ‘más oscuras’). Debido a estas variaciones de sabor, creemos que el Pu-erh acompaña bien alimentos que simultáneamente puedan expresar su propio sabor y textura sin ser dominantes. Una taza de Pu-erh acompaña perfectamente una encantadora comida de hongos al ajo sobre una tostada o un plato de pasta de espinaca cremosa.

OBTENÉ LO MEJOR DE TU PREPARACIÓN TÉ PU-ERH

Para experimentar realmente el sabor intenso y terroso del té Pu-erh en todo su esplendor, recomendamos un tiempo de preparación consistente de unos 3 a 4 minutos. Y cuanto más lo dejes reposar, esas características se sentirán más fuertes, densas y dulces. Pu-erh se puede disfrutar con o sin leche, como vos prefieras. 

 

DESCUBRIMOS EL TÉ OOLONG

Oolong es un té bastante diferente a todos los demás; es tan bueno que su nombre comienza con el sonido que alguien produce cuando está impresionado. Entre un té negro intenso y un té verde refrescante se encuentra el Oolong, una bebida compleja y multifacética que, si bien es una de las hojas más gruesas para cultivar, ciertamente es una de las más fáciles de disfrutar.

Conocido por sus hojas oscuras y característicamente retorcidas, que dan origen a su apropiado y misterioso nombre en chino Wu Long, ‘el dragón negro’, Oolong es un té que evoluciona de floral y dulce a ahumado y turboso en su preparación.

No tan ampliamente consumido acá en occidente como lo es en Asia, donde sus sabores estratificados han sido muy preciados por cientos de años, creemos que el Oolong es un té que carece de reconocimiento en otros rincones del mundo. 

 

Hora del té: Té Oolong

HORA DEL TÉ: TÉ OOLONG

No es difícil adivinar que, por ser un té característicamente chino, el sabor único del Oolong combina majestuosamente con alimentos de persuasión asiática. Recomendamos fervientemente invitar amigos a un hermoso banquete de cocina china y finalizarlo con Oolong. Pensá en dumplings dim sum, trozos pequeños de pato pekinés y bols de arroz blanco atractivamente esponjoso. Confiá en nosotros, la compleja interacción de las notas profundas de té negro y el refrescante té verde presentes en el Oolong se combinan perfectamente con sabores salados, especiados, dulces y agrios.

OBTENÉ LO MEJOR DE TU PREPARACIÓN: TÉ OOLONG

El Oolong es un té delicado que requiere un poquito más de cuidado en su preparación, pero no permitas que eso te impida probar esta hoja deliciosamente multifacética. Como regla de oro, sabrás que el té está listo cuando el agua se torne de color verde amarillento claro. El té Oolong requiere un reposo de 1,5 a 2 minutos en agua hervida y un poquito enfriada. Esto permitirá que florezca el sabor limpio, fuerte y complejo del té, y su resabio meloso, sin evaporarse.