Skip to content

Cuando no te sentís en tu nivel de vitalidad habitual, volvé a ser vos, limpiá tu cuerpo de esos viejos hábitos, date un momento detox. Retomá tu ingesta de líquidos, ordená las comidas, hacé ejercicio, y date tiempo para mirar hacia adentro y relajarte. Disfrutá un batido en esos momentos que necesitás un detox time preparado con un rico té verde, frutas, verduras y hierbas. Una combinación ideal para complementar una dieta variada y equilibrada. Acá te damos algunos otros motivos por los que te encantará:

El agua es esencial para la vida, y mantener una correcta hidratación es importante para un buen desempeño físico y mental. El cuerpo humano está compuesto esencialmente de agua.

Detox time
  • Para esos momentos detox, esta receta preparada con hierbas y té verde acompañan perfectamente una alimentación saludable.
  • La menta, el ananá y el jengibre se complementan de manera ideal dándole a la bebida un sabor refrescante delicioso.
  • La bebida combina una variedad de ingredientes tradicionalmente asociados para ayudar a la digestión, la hinchazón digestiva y la eliminación urinaria. ¡Es tiempo de sentirse bien!
  • Podés disfrutarla de día o de noche.
DETOX: Vuelve A Ser Tú

Cuando se trata de la comida, cuanto más natural, mejor. Pensá en:

  • Seleccionar alimentos naturales e integrales. Comé la mayor cantidad de alimentos frescos posible e incluí vegetales, frutas y granos.
  • Cociná tus propios alimentos. Podría sonar obvio, pero la forma más fácil de controlar lo que comés es preparar vos mismo tus comidas siempre que puedas.
  • Alcanzá el equilibrio correcto. Incluí todos los grupos de alimentos diariamente. Llená con frutas y verduras la mitad de tu plato y asegurate que cuando consumas granos al menos la mitad sean integrales. Variá tu rutina de proteínas y comenzá a consumir yogurt y leche bajos en grasas o descremados.
  • Evitá lo malo. Comé y tomá menos grasas saturadas, sal y azúcares agregados.
  • Comé menos, pero con más frecuencia. Comer cinco o seis comidas pequeñas durante el día puede ayudarte a evitar comer de más y te aporta energía con más frecuencia.

 

Tan importante como comer bien es cuidar correctamente tu cuerpo y tu mente. Pensá en:

Hidratación.

No te olvides de tomar mucha agua. La cantidad recomendada es de 2 a 2,5 litros. Siempre tené una botella de agua a mano y no olvides que el té está compuesto en un 99,5% de agua, lo que lo hace tan hidratante y refrescante como el agua misma.

Descansar.

El sueño reparador es muy importante. Un buen sueño profundo puede ayudar a renovar y regenerar el cuerpo, y contribuye a tu bienestar general.

Sudar. 

No hay nada como un baño de vapor o sauna para una renovación estimulante. El calor abre los poros, expulsa la suciedad, y también es profundamente relajante.

Ejercitar. 

Las cosas buenas les ocurren a aquellos que ejercitan. Pensá en incluir en tu rutina diaria una actividad aeróbica de baja intensidad como yoga, correr, caminar, andar en bicicleta o nadar, para poner en movimiento el cuerpo y hacer bombear el corazón.

 

Exfoliar.

No solo elimina células cutáneas muertas, sino que la exfoliación también ayuda a que la circulación se ponga en movimiento. Tanto tu cara como tu cuerpo se benefician de una limpieza suave.

Si tu cuerpo está deseando una renovación, algunos de los consejos anteriores pueden ayudar a que te sientas como nuevo.